Aviso de tormenta

  • enVision 9.3

Durante un temporal, la presencia de cubiertas o tejados frágiles en edificios puede llegar a provocar importantes daños materiales para una empresa: si la cubierta llega a desprenderse durante la tormenta, el interior del edificio quedará completamente desprotegido contra la lluvia, provocando importantes daños materiales en las instalaciones. En consecuencia, es importante poner todos los medios disponibles a nuestro alcance para evitar llegar a esta situación.

Hace unos años, un asegurado de AFM instaló una nueva cubierta en sus instalaciones de Boca Ratón, Florida. La instalación consistía en la fijación de una capa de hormigón ligero aislante (LWIC, por sus siglas en inglés) sobre una placa estructural de hormigón ya existente. Este tipo de instalación permite optimizar la evacuación de aguas pluviales y reduce los costes de climatización gracias a sus propiedades aislantes. El asegurado había elegido esta solución siguiendo los consejos de una empresa especializada, que le recomendó su instalación al tratarse de una opción económica.

No obstante, las estadísticas de siniestros de AFM y los resultados obtenidos en pruebas de resistencia al viento realizadas hasta entonces ya habían puesto de manifiesto el bajo rendimiento de este tipo de cubiertas ante fuertes ráfagas de viento—fuertes ráfagas como las registradas habitualmente en Boca Ratón, donde las velocidades alcanzan fácilmente los 225 km/h.

Cuando el ingeniero de AFM se puso en contacto con el asegurado y con el corredor para transmitirles esta información, su primera reacción fue de escepticismo: al fin y al cabo, la cubierta se había diseñado hacía poco y, según tenían entendido, estaba perfectamente adaptada a las condiciones climáticas del sur de Florida. Para demostrar la existencia del riesgo, desde AFM se recomendó la realización de una prueba de resistencia al viento.

Realización de la prueba
Utilizando una cámara de vacío para simular las presiones negativas típicas de una tormenta, se llevaron a cabo dos primeras pruebas en la parte baja de la cubierta, con un resultado no satisfactorio. A continuación, se llevaron a cabo dos pruebas más en la parte superior, confirmándose el diagnóstico. El equipo, que incluía a un ingeniero de AFM, concluyó entonces que la cubierta no sería capaz de resistir los vientos típicos de la zona.

El asegurado, el corredor y AFM trabajaron juntos para encontrar una solución al problema: se decidió instalar una membrana monocapa con fijación mecánica homologada por FM, fijada a la placa de hormigón estructural a través del LWIC existente.

Experiencia de ingeniería
El método más eficaz para proteger unas instalaciones durante un temporal de viento es garantizar el correcto estado de la envolvente del edificio. Durante un temporal de viento, es raro que se produzcan daños en la estructura general de un edificio. Sin embargo, cualquier pequeña grieta en la evolvente puede llegar a provocar daños importantes en su interior. Para limitar las consecuencias de estos daños, incluso en el caso de fuertes temporales de viento, es necesario garantizar una adecuada preparación a través de la aplicación de soluciones simples, económicas y prácticas.

En colaboración con los ingenieros consultores de FM Global y con los ingenieros de cuenta de AFM, nuestros asegurados identifican, con la ayuda de sus corredores, los principales riesgos a los que se ven expuestos y las medidas más eficaces para proteger sus actividades. De hecho, las instalaciones en las que se han eliminado los puntos débiles de sus envolventes se comportan 6 veces mejor que las instalaciones con deficiencias.

Trabajo en equipo
Tras conocer la preocupante noticia de que la cubierta que acababan de instalar presentaba un diseño inadecuado, el asegurado decidió confiar en los servicios de su corredor y de AFM para comprender mejor el riesgo al que se exponían las instalaciones. Esta colaboración dio lugar a la creación de un programa de mejora de la protección de las instalaciones, diseñado con un único objetivo: ayudar a la empresa a garantizar la continuidad de sus actividades.

Si desea obtener más información acerca de la protección de instalaciones frente a daños por viento, consulte nuestro kit de herramientas para riesgos naturales.

 

Leer más historias de clientes