Colaboración: la clave del éxito a largo plazo

  • enVision 12.1

Un asegurado mitiga un riesgo grave y consigue garantizar la continuidad de su negocio a largo plazo

Durante una visita de prevención de siniestros a unas instalaciones estratégicas de una empresa de distribución de ropa y calzado, un ingeniero de AFM constata la presencia de un volumen importante de aerosoles almacenados sin la protección adecuada. Aunque a simple vista pudiera parecer un riesgo insignificante, se trata de unas instalaciones estratégicas para la empresa, ya que albergan el único centro de distribución del grupo. Las consecuencias en caso de siniestro podrían ser, por tanto, devastadoras.

Trabajo en equipo
El equipo de ingeniería de AFM y el corredor comienzan a trabajar inmediatamente con el fin de sensibilizar al asegurado acerca de los riesgos a los que se ven expuestas las instalaciones. Durante la reunión anual de prevención y suscripción, se explica al asegurado los detalles del riesgo de incendio como consecuencia de la ausencia de válvulas sísmicas de corte de gas en instalaciones ubicadas en zonas sísmicas, como es el caso de este centro de distribución. El asegurado acepta entonces analizar el riesgo asociado a los aerosoles y estudiar la instalación de las válvulas.

La mayoría de los edificios ocupados por la empresa se encuentran en régimen de alquiler, por lo que, en un primer momento, la instalación de las válvulas es motivo de preocupación para el asegurado. La empresa teme, además, que los generadores de emergencia a gas se paren en caso de una activación accidental de las válvulas. El ingeniero de cuenta de AFM explica entonces al asegurado que, tras el terremoto, podrían darse otras situaciones de riesgo que podrían poner en peligro el correcto abastecimiento de las tiendas y la continuidad de las actividades de la empresa. Asimismo, comenta que las válvulas recomendadas, cuya fiabilidad está más que reconocida en la industria, se activan únicamente a partir de una magnitud de 5,4. Por lo tanto, los generadores funcionarían con normalidad hasta que se registrara una sacudida lo suficientemente violenta como para romper las tuberías de gas natural, en cuyo caso las válvulas se activarían, evitando que se agrave el riesgo.

Invertir en resiliencia
En vista de los resultados del análisis del riesgo relativo a los aerosoles, el asegurado decide que el nivel de exposición es demasiado elevado. Para corregir la situación, decide desbloquear los fondos necesarios para la instalación de estanterías sólidas y de un cerramiento alrededor de los aerosoles. Además, como el almacenamiento de aerosoles debe trasladarse a una entreplanta que no tenía la protección por rociadores necesaria, el equipo de AFM recomienda también la instalación de rociadores intermedios en las estanterías.

Durante una reunión de seguimiento, el asegurado informa a AFM de que se ha completado la instalación de los rociadores intermedios en las estanterías y de que el cerramiento alrededor de los aerosoles estará listo próximamente. Además, puntualiza que la empresa prevé instalar válvulas sísmicas de corte de gas en cualquier instalación nueva ubicada en una zona sísmica, además de en las instalaciones actuales de forma escalonada.

Colaboración: la clave del éxito a largo plazo
Trabajando de forma conjunta con AFM para comprender y limitar sus riesgos, y adoptando un compromiso en materia de prevención de siniestros, este asegurado pudo reducir el importe de sus pérdidas previsibles en 262 millones de dólares, reforzando, así, la resiliencia de su negocio. Ante un riesgo grave, esta empresa supo tomar la iniciativa y poner en marcha las medidas necesarias para garantizar la continuidad de sus actividades a largo plazo.

 

Leer más historias de clientes