De negocio vulnerable a empresa bien protegida: el valor del trabajo en equipo

  • enVision 13.2

La colaboración con nuestros corredores y asegurados para proteger los bienes de estos últimos es uno de los aspectos más gratificantes de nuestro trabajo en AFM. El caso de uno de nuestros asegurados, una empresa propietaria de grandes centros de distribución y almacenes en Canadá, es un buen ejemplo de las ventajas de este trabajo en equipo. Cuando AFM comenzó a asegurar a esta empresa en 2009, se trataba de un negocio vulnerable, clasificado en el cuartil inferior de RiskMark®, nuestra herramienta de análisis comparativo del riesgo. Hoy, la actividad de la empresa se encuentra bien protegida y su puntuación de RiskMark se sitúa en el cuartil superior.

¿El secreto de esta transformación tan importante? La colaboración entre las distintas partes implicadas: en primer lugar, el corredor, que a lo largo de los años ha colaborado con el asegurado para explicarle el valor añadido de los servicios de ingeniería ofrecidos por AFM; en segundo lugar, el propio asegurado, que supo reconocer la importancia de invertir en estrategias a largo plazo para reforzar la resiliencia de su negocio; y, por último, AFM y nuestra experiencia en ingeniería y prevención de siniestros.

Al comienzo de nuestra colaboración, el asegurado, el corredor y el equipo de AFM trabajaron juntos en la identificación y evaluación de los riesgos a los que se veía expuesto el negocio. Tras esta primera evaluación, se desarrollaron, de forma conjunta, una serie de planes exhaustivos de mejora del riesgo, centrándose en primer lugar en la aplicación de las medidas más económicas. El asegurado pudo, así, mejorar inmediatamente su nivel del riesgo a un coste moderado gracias, entre otras, a la puesta en práctica de las siguientes medidas:

  • Elaboración de programas formales de prevención de siniestros
  • Formación en materia de gestión de trabajos en caliente
  • Formación acerca del programa de pruebas de los sistemas de protección por rociadores
  • Modificación de la configuración del almacenamiento

El asegurado quiso, además, que sus instalaciones obtuvieran el distintivo HPR (del inglés, riesgo altamente protegido), un objetivo que desde AFM ayudamos a la empresa a alcanzar en un plazo de varios años. La puesta en práctica de alrededor de cuarenta recomendaciones permitió al asegurado reducir sus pérdidas previsibles en 5.000 millones de dólares.

Entre las medidas que se llevaron a cabo, destacan las siguientes:

  • Retirada de los elementos que obstaculizaban la descarga de agua de los rociadores
  • Mejora de las cajas de almacenamiento de aerosoles
  • Instalación de dispositivos de seguridad en los generadores de emergencia y en los depósitos de carburante
  • Traslado del almacenamiento de líquidos inflamables al exterior, conservando una cantidad mínima en el interior, lo suficientemente alejada de las estanterías

La implantación de estas recomendaciones sirvió de base para forjar una relación de colaboración a largo plazo, cuya solidez se vio reforzada en 2014 cuando el asegurado decidió construir un almacén/centro de distribución de 74.300 m2 siguiendo las directrices de AFM. Durante los dos años que duró el proyecto, el equipo de AFM trabajó codo con codo con el corredor y el asegurado, haciendo un seguimiento continuo del proyecto, con el fin de garantizar que las instalaciones se protegieran según los estándares HPR. Estas instalaciones constituyen hoy un pilar básico para la actividad de esta empresa.

Con una puntuación RiskMark de las más elevadas de su categoría, este asegurado goza actualmente de un nivel de tranquilidad que le permite centrarse cómodamente en la gestión y en el desarrollo comercial del negocio. RiskMark, disponible a través de AFM Online, nuestro servicio web exclusivo para corredores y asegurados, es una de las tres herramientas de análisis predictivo ofrecidas por AFM, diseñadas para ayudar a corredores y asegurados a visualizar y reducir su riesgo.

 

Leer más historias de clientes