Incendios forestales en California: lecciones aprendidas

  • enVision 15.2

Lo que quizás aún no sepa acerca de las coberturas de gastos de evacuación de emergencia e imposibilidad de acceso

Los incendios forestales declarados en California en 2017 y 2018 destrozaron innumerables hogares y acarrearon importantes pérdidas económicas para las empresas de la zona. Cientos de asegurados de AFM, entre ellos residencias de la tercera edad, hoteles, apartamentos, restaurantes y centros comerciales, sufrieron siniestros como consecuencia de estos devastadores incendios. Sin embargo, y a pesar de la alta siniestralidad, estos episodios extremos sirvieron al sector del seguro para extraer numerosas y valiosas lecciones.

La primera de ellas, y quizás la más importante, es que el hecho de que una catástrofe natural ocurra en un año determinado no implica necesariamente que no pueda volver a darse al año siguiente. En 2017, se declararon en California un total de 9.133 incendios forestales, que arrasaron más de 550.000 hectáreas y dañaron 10.000 estructuras. Estas cifras, que hasta entonces ya batieron récords, volvieron a superarse al año siguiente, registrándose un total de 8.527 incendios y la friolera de 766.439 hectáreas arrasadas y 23.000 estructuras dañadas. Riesgos naturales como el granizo, los huracanes, los incendios o las inundaciones son impredecibles y, si bien es cierto que suelen concentrarse en temporadas concretas del año, no debemos olvidar que pueden repetirse a lo largo de todo el año e incluso varios años seguidos en una misma zona geográfica. Por ello, es importante no demorarnos a la hora de proteger nuestras instalaciones contra estos fenómenos naturales extremos.

Requisitos para la aplicación de la cobertura de gastos de evacuación de emergencia

Otro de los aspectos que aprendimos durante los incendios de California es que los requisitos necesarios para la aplicación de la cobertura de gastos de evacuación de emergencia varían de una póliza a otra. Algunas aseguradoras exigen, por ejemplo, que haya una orden por parte de una autoridad civil para activar la cobertura, mientras que otras no lo contemplan. En el caso concreto de AFM, la cobertura puede aplicarse cuando la dirección del propio asegurado así lo decida, sin que sea obligatoria necesariamente la existencia de una orden por parte de una autoridad civil.

El suplemento «Sector Sanitario» de la póliza proVision de AFM «cubre los gastos en los que necesaria y razonablemente incurra el Asegurado para realizar la evacuación de emergencia y el posterior regreso de los pacientes, arrendatarios u ocupantes legítimos de una situación de riesgo designada, cuando dicha evacuación de emergencia la ordene la dirección del Asegurado, a su razonable discreción, o una autoridad civil, como resultado directo de pérdidas o daños materiales inminentes del tipo asegurado por esta Póliza». Esta cobertura de gastos de evacuación de emergencia también forma parte integrante de los suplementos «Sector Inmobiliario» y «Sector Educativo» de la póliza proVision. Estos suplementos, específicos para cada sector de actividad, pueden añadirse a la póliza proVision para personalizar las coberturas y adaptarlas a las necesidades concretas de la empresa.

Período de cobertura por pérdida de beneficios

Otra de las valiosas lecciones de los incendios de California es que el período de las coberturas por pérdida de beneficios también varía de una póliza a otra.

Por ejemplo, la póliza proVision de AFM, en su cláusula «Protección y Preservación de Bienes», contempla un período de cobertura por pérdida de beneficios que comienza 48 horas antes de que el asegurado tome las primeras medidas razonables para proteger temporalmente los bienes y termina 48 horas después. El motivo para las 48 horas previas responde a la necesidad de que muchas empresas, antes de poder empezar a tapiar puertas, ventanas, etc., necesitan cerrar el negocio o evacuar a sus residentes o huéspedes. El periodo posterior, por su parte, tiene como objetivo dar al asegurado uno o dos días más para que, en caso de que los daños materiales no continúen, pueda retirar los medios temporales de protección y reanudar su actividad habitual.

Indemnización parcial en virtud de la cobertura «Imposibilidad de Acceso»

Otro de los aspectos de los que se beneficiaron los asegurados de AFM durante estos incendios fueron las indemnizaciones parciales en virtud de la cobertura «Imposibilidad de Acceso» de la póliza proVision. Por ejemplo, en el incendio de Napa de 2017, AFM abonó indemnizaciones en concepto de pérdida de beneficios a negocios (hoteles, restaurantes, etc.) que, a pesar de estar abiertos, se encontraban en zonas en las que las carreteras de acceso habían resultado dañadas como consecuencia de los incendios. Numerosos hoteles y restaurantes perdieron clientes a pesar de estar totalmente abiertos.

La cobertura «Imposibilidad de Acceso» de la póliza proVision cubre eficazmente este riesgo contemplando lo siguiente: «Esta Póliza cubre la Pérdida de Beneficios sufrida por el Asegurado debido a la interrupción necesaria de su negocio a causa del impedimento físico, total o parcial, de entrar o salir de una situación de riesgo designada, como resultado directo de pérdidas o daños materiales del tipo asegurado a bienes del tipo asegurado, se encuentren o no en una situación de riesgo designada».

No todas las compañías de seguros ofrecen, sin embargo, la cobertura parcial que ofrece AFM.

Si desea más información acerca de las indemnizaciones contempladas en su póliza proVision, póngase en contacto con el equipo de AFM encargado de su cuenta para asistir a uno de nuestros talleres de presentación de la póliza.